Recetas

Avena Reposada, un desayuno fácil, rápido y delicioso

Cuando era pequeña, recuerdo que mi mamá preparaba avena cocida, a mi no me gustaba; luego al pasar de los años era algo que disfrutaba. Sin embargo, cuando me fui a vivir sola, no tenía mucho tiempo para prepararla y entonces algún día supe de la avena reposada, comencé a hacerla y me fascinó, luego de un tiempo, fui haciéndola con diferentes frutas, añadiéndole más cosas, a veces le ponía más o menos leche, hasta que encontré el punto en el que me encanta. Y así es exactamente como la preparo:

Ingredientes:

3/4  taza de avena
3/4 de taza de leche
5 fresas picadas (o manzana)
1 cdta de chía
1 cdta de canela en polvo
1 cda de esencia de vainilla

Procedimiento:

En un refractario coloca uno a uno todos los ingredientes.

Revuelve y deja reposar por lo menos tres horas y listo.

Normalmente yo lo dejo reposar toda la noche, y por la mañana a veces añado un poco más de fruta; cuando se me antoja algo más dulce, lo que hago es agregar una cucharadita de miel, pero normalmente no añado nada.

La fruta siempre la dejo reposar junto a todos los ingredientes, porque siento que suelta su sabor y además como la refrigero, queda súper fresquita.

También le preparo a Daniel, y el por ejemplo siempre al día siguiente antes de comerla, le pone un chorrito más de leche.

Esta es una opción saludable, fácil, rápida y deliciosa para el desayuno, sobre todo en aquellos días en los que no tenemos mucho tiempo.

¡Prepáralo un día y lo amarás por siempre! cuéntame si haces esta receta, puedes hacerlo en mis redes sociales Facebook e Instagram.

Hasta pronto 🥰

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *