Belleza

INSTANT AGE REWIND de maybelline ¿el mejor corrector?

Voy a ir directamente al grano ¿es el mejor corrector que he probado? total y absolutamente sí.

A lo largo de mi vida he tenido infinidad de correctores, he pasado por tonos súper claros y otros súper oscuros, que igual de mal me quedaban jajaja y es que ¿Quién no ha tenido errores a la hora de maquillarse?, también he pasado por unos que literal me costaban 10 pesos (en la secundaria) y otros de alta gama que tomaba del maquillaje de mi mamá; actualmente estoy enamorada del Instant Age Rewind, que aparte de tener un precio súper bueno, se adapta completamente a mis necesidades.

Este producto se supone que actúa como un borrador en el contorno de ojos y dice tener tres beneficios: corregir imperfecciones, contornear e iluminar.

El embace es muy práctico, se trata de una botellita de plástico duro transparente que contiene 6.0 ml de producto, en la parte superior tiene una área que debes de girar a fin de que el producto salga (en el primer uso, tienes que girarla varias veces para lograrlo) en la punta cuenta con una esponjita como de tela la cual funciona como aplicador y finalmente tiene una tapita igual de plástico que servirá para proteger la esponjita y él producto en sí.

En la página de la marca, explica que aunque el aplicador está protegido con un sistema antimicrobiótico, se recomienda limpiarlo: retirar el exceso del producto con un pañuelo desechable y seco únicamente. Sin embargo, a mi en lo personal el aplicador es algo que con el tiempo ha dejado de gustarme. No voy a mentir, la primera vez que compre este corrector, amé el aplicador, pero lo primero que desvaneció ese amor profundo fue que se desperdiciaba demasiado producto; luego, que la esponjita siempre quedaba húmeda al grado de que podía sacar producto y usarlos tres días sin volver a sacar más; además era imposible poder mantener limpia esa área y eso visualmente no me encantaba; y finalmente, sentía que no era lo más higiénico del mundo.

Así es que yo lo que hago es quitar la esponjita desde el primer momento, pero no la tiro, sino que cada que utilizo el corrector, lo vuelvo a poner la esponjita y luego pongo la tapa; tal vez sea imaginación mía, pero si no lo hago así, siento que se seca un poco.

Ahora, en cuanto al corrector en sí, la cobertura me parece buenísima, la consideraría media, ideal para el día a día; la verdad es que yo nunca he tenido ojeras pronunciadas, ni aunque me desvele, así es que más que para corregir, me sirve muchísimo para iluminar.

No sé si les ha pasado, pero a mi muchos correctores de los que he utilizado tienden a resecar el área de la ojera y otros son muy cremosos, y en ambos casos, las líneas de expresión se marcan mucho más, pues esto no pasa con el Instant Age Rewind; tiene ingredientes hidratantes, es cremoso, pero a la vez muy ligero, adaptándose a cualquier tipo de piel.

Creo que quizá si tienes piel seca, no sea necesario sellarlo con polvos, y si eres de piel grasa tal vez un poco. Yo siendo de piel grasa, no soy muy fan de los polvos, y aunque si los utilizo a veces, vivo en una ciudad de clima seco por lo que la mayoría del tiempo no lo sello y en este caso en particular el corrector se queda en su lugar y sin acumularse en las arruguitas.

Sinceramente, considerando la alta calidad, una de las cosas que más me agradan de este producto es el precio, pues en México te cuesta al rededor de 200 pesos.

Para mi este corrector tiene un 10 de 10.

Si aún no lo has probado, no te vas a arrepentir de tu compra, y si ya lo usas ¿Qué calificación le pondrías?

Puedes compartirme tu experiencia con este producto en mis redes sociales Facebook e Instagram o si es que esta reseña te ayudó a tomar una decisión. Hasta pronto.

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *